Lunes, 24 Febrero 2020 16:10

Detención preventiva por presunta trata de personas con fines de explotación laboral

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

El Juzgado Primero de Instrucción de Montero determinó detención preventiva para M. L. G.  por el presunto delito de trata de personas con fines de explotación laboral y su agravante.

La acusada deberá cumplir el mandamiento de detención preventiva en el Centro de Readaptación Productiva de Montero, Cerprom, ubicado sobre la carretera a Okinawa.

Los antecedentes señalan que dos menores de sexo femenino de 15 y 16 años de edad, fueron rescatadas el viernes 21 de febrero de un local de expendio de bebidas alcohólicas, ubicado en la avenida Petrolera del barrio Santa Barbara, lado Este de Montero.

El operativo de rescate fue realizado por los efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen y funcionarios de la Defensoría de la Niñez.

De acuerdo con e informe del director de la Felcc de esta ciudad Mauricio Andrade, las menores fueron traídas con engaños de una agencia de empleos ubicada en Santa Cruz de la Sierra.

En la agencia de empleos, las menores habían aceptado el trabajo que tenían que realizar en Montero, sin embargo, al llegar a su fuente laboral se sorprendieron por la actividad que tenían que realizar.

Una de ellas logró escapar del local y dar parte a las autoridades policiales que de inmediato realizaron un operativo logrando la aprehensión de la propietaria del local.

SIMILAR CASO EN EL AÑO 2018

A finales de septiembre de 2018, también tres menores de 15, 16 y 17 años fueron rescatadas de un local donde se comercializan bebidas alcohólicas, ubicado también en la avenida Petrolera, del barrio Santa Bárbara.

Según el reporte preliminar de la Policía en esa gestión, las menores contaron que fueron traídas desde Cochabamba asegurándoles que iban a trabajar en una pensión, pero al parecer fue un engaño porque terminaron trabajando en el bar de donde se las rescató.

Por ello fueron detenidas dos personas: Deysi L.G., administradora del local, y Víctor Hugo C.S., propietario del mismo.

Las tres menores trabajaban en pésimas condiciones, ya que las privaron de su libertad y las expusieron a vivir en condiciones "infrahumanas".

Visto 520 veces Modificado por última vez en Martes, 25 Febrero 2020 19:01

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.