Sábado, 25 Julio 2020 16:21

Manuel Ferrel, arquero juvenil de Guabirá, en sus inicios fue defensor

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Manuel Ferrel Aguilera (19) ‘Bombilla’ para los amigos, en la actualidad el tercer arquero del club deportivo Guabirá, comenzó a practicar fútbol desde los siete años en la escuela ‘Quique’ Fútbol Club y lo hizo en un puesto muy diferente en el que ahora se desempeña. Ferrel comenzó jugando como defensor.

Fue en una semifinal de la final de la Copa Montero, en la Mutual de Exjugadores, que nuestro entrevistado descubrió que su vocación era ser arquero, en esa ocasión el portero titular no llegó al compromiso y a él lo invitaron a que ocupara el puesto, ahí comenzó su relación con el arco y los guantes.

Desde ese momento fue como encontrarse consigo mismo, su debut en el arco fue auspicioso, atajó tres penales y llevó a su equipo a la final donde perdieron con Kereimba, sin embargo, su buena actuación le valió para ser tomado en cuenta en la selección que representó a Montero en la Copa Santa Cruz que organiza anualmente la Academia de Fútbol Tahuichi Aguilera de manera paralela al Mundialito Paz y Unidad, contó Ferrel al programa Impacto Deportivo.

Posteriormente se enroló en las divisiones menores del club Guabirá donde estuvo a órdenes del profesor Hugo Sosa, hasta que un día el entrenador de arqueros ‘Coco’ Mavila lo invitó a trabajar con el primer plantel, allí estuvo a prueba tres días, “fueron jornadas muy duras”, relató el joven portero que en ese entonces tenía 16 años.

Ese fue el golpe de suerte que estaba buscando, sintió que la oportunidad había tocado su puerta y no estaba dispuesto  dejarla escapar, “desde ese día le metí con todo al trabajo porque era mi sueño llegar a la primera división, me sentí muy contento cuando profesor ‘Tucho’ Antelo me levantó el pulgar”, dijo el juvenil que el año pasado egresó de bachiller en Humanidades y muy pronto aspira a seguir la carrera universitaria de Ingeniería Petrolera.

El portero trabaja con Guabirá desde hace cuatro años, pero está en el primer equipo desde el 2018, tiene buenas condiciones e incluso ya estuvo convocado en la banca de alternos en algunos partidos oficiales de la División Profesional.

El entrenador de arquero de los azucareros, Gustavo Notta, en declaraciones a Impacto Deportivo, destacó las cualidades de Ferrel y vaticinó que el juvenil en un par de años más dará mucho que hablar, “yo creo que de acá a uno dos años Manuel va ser un arquero espectacular, tiene condiciones y hay que llevarlo de a poco”, indicó.

“Yo estoy satisfecho con el trabajo de Ferrel está en condiciones para pelear un puesto y estar en el banco de alternos pero todavía para largarlo al ruedo no está, pero con seguridad podemos tener a futuro un gran arquero”, dijo el ‘Loco’,

Señaló que cada día se encarga de corregir sus debilidades, particularmente las pelotas aéreas con son muy complicadas para él, pese a la buena estatura que tiene, sin embargo, indica que llega muy bien a las pelotas por abajo y a media altura le encanta planear.

‘Bombilla’ sabe que recién comienza su recorrido en el fútbol y el camino que debe transitar es largo y lo debe hacer con humildad y sencillez, por ahora está bajo la sombra de los buenos porteros Said Mustafá y Jairo Cuéllar con quien cultivó una buena amistad y recibe con agrado los consejos y críticas que le realizan sus colegas.

“Uno tiene que quemar etapas y e ir poco a poco no debe desesperarse por lanzarse de golpe al ruedo porque cualquier error puede afectar psicológicamente, pero yo me siento muy bien con Notta, es un buen entrenador y siempre está dispuesto a ayudar a corregir cualquier error”, precisó Ferrel que junto Jonathan Pérez, Ángel García y Fernando Álvarez, conforman la nueva camadas de porteros que tendrá el azucarero a corto tiempo.

“Es cierto que el arquero debe tener un poco de locura, me gustan los retos y cuando hay que evitar que la pelota entre a la portería arriesgo el físico, lo dejo todo en la cancha”, explicó a tiempo de señalar que en un partido no es de mucho hablar solo da las instrucciones básica a sus defensores, “a veces por mucho hablar uno lo desconcentra a los compañeros”.

Comentó que tiene contrato firmado con el club por tres años, dos ya han transcurrido pero le gustaría seguir en Guabirá, por el momento no se le pasa otra idea por la cabeza.

Ferrel añadió que como todas las familias, él y los suyos la están pasando mal en la cuarentena por eso ayuda a la manutención en su hogar e incluso acompañó a su abuelo a realizar tareas de limpieza en una parcela que está ubicada por la zona de San Julián.

Sin embargo, pese a las complicaciones momentáneamente que pasa por la pandemia, la familia lo apoya para que siga luchando para conseguir el sueño que se trazó desde niño y que afortunadamente transita por el sendero indicado.

Visto 299 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.