Miércoles, 29 Julio 2020 15:13

Sin insumos ni reactivos: Bolivia no es capaz de medir el impacto real del contagio

Escrito por Bolivia Verifica
Valora este artículo
(1 Voto)

La desconcentración de la toma de muestras es uno de los puntos que de manera reiterada resalta el Gobierno Nacional en su lucha contra el coronavirus.

“Son 16 laboratorios públicos que están procesando 2.500 pruebas PCR diarias”, aseguró la primera semana de julio, la ministra de Salud, Eidy Roca. La cifra ha sido repetida por otras autoridades, incluida la presidenta interina, Jeanine Añez.

Desde Bolivia Verifica constatamos que se ha incrementado la cantidad de laboratorios que procesan pruebas de reacción en cadena de polimerasa o PCR, sin embargo, los laboratorios están entre el colapso, trabajando a media máquina o definitivamente paralizados por falta de reactivos e insumos (material de bioseguridad indispensable).

Detectamos también que por cada dos pruebas en el país, una sale positiva, lo cual devela el bajo porcentaje de muestreo actual. La OMS ha sugerido alrededor de 10 a 30 pruebas por caso confirmado como punto de referencia general.

De 1 a 16 laboratorios que están colapsados, funcionan a medias o no funcionan

Elaboración Bolivia Verifica con datos de los Sedes y de CONALAB

Cuando se reportaron los primeros casos de coronavirus en Bolivia, el país tenía sólo un laboratorio habilitado para realizar las pruebas de detección: Cenetrop.  A través de encomiendas se enviaban las muestras de los otros departamentos hasta Santa Cruz. Entre mayo y julio se implementaron laboratorios para detectar pruebas PCR en el sector público. La mayoría empezó a funcionar recién en junio. Los laboratorios recibieron equipos para procesar las muestras pero como resultaron insuficientes, destinaron adicionalmente equipamiento que tenían para detección de tuberculosis y VIH SIDA (compatibles para usar con las muestras de coronavirus).

La capacidad de procesamiento diaria de pruebas varía de un departamento a otro e incluso de una semana a otra. “No siempre se trabaja a full capacidad porque faltan reactivos”, señaló Carlos Hurtado, epidemiólogo del Sedes Santa Cruz.

Entre el viernes 24 y el martes 28 de julio, indagamos sobre la cantidad de laboratorios que hay en el país y las actuales carencias que presentan, a través de las consultas a los Sedes.  Consideramos solamente el sector público, excluyendo al sector privado y al seguro social. Nos limitamos a los laboratorios PCR, dejando de lado a los que procesan pruebas rápidas por no ser específicas para COVID-19.

A continuación presentamos un informe sobre la situación de los laboratorios públicos que hay en los nueve departamentos de Bolivia.

Potosí cuenta actualmente con un laboratorio para hacer la toma de muestras PCR, tiene dos equipos (GeneXpert y termociclador) pero por falta de insumos, ninguno funciona. Potosí sigue dependiendo de La Paz para contabilizar a sus ciudadanos contagiados.

“Lamentablemente la mitad de estas –muestras- las estamos volviendo a mandar a la ciudad de La Paz”, confesó a El Potosí, el asesor estratégico de la Gobernación potosina, Carlos Castro. Recreando así la situación de dependencia registrada en marzo y abril de este año.

En Oruro hay un laboratorio habilitado, pero no está funcionando como debería. El laboratorio del hospital San Juan de Dios de Oruro procesó muestras de coronavirus entre el 10 y el 21 de junio, posteriormente paralizó sus actividades por falta de reactivos.

“Tuvimos que parar porque no se puede trabajar sin reactivos”, confesó a Bolivia Verifica la responsable del hospital San Juan de Dios de Oruro, Miriam Barrientos.

Chuquisaca tiene un panorama similar, el único laboratorio habilitado en el departamento, ubicado en el hospital San Pedro Claver, paralizó su funcionamiento el 18 de julio debido a la falta de insumos.

“Chuquisaca trató de cubrir la demanda de pruebas usando los equipos GeneXpert prestados de los programas ITS/VIH-Sida y tuberculosis; pero no fue suficiente”, confesó la bioquímica Isabel Arrázola, responsable del laboratorio.

Cochabamba tiene cuatro laboratorios  públicos habilitados para la toma de pruebas PCR pero sólo dos funcionan.

Shirley Lazcano, responsable de la Unidad de Laboratorios del Sedes, informó a Bolivia Verifica que el laboratorio departamental de referencia funciona pero no abastece la demanda. “Actualmente solo dos laboratorios funcionan debido a la falta de insumos; pese a que tenemos el equipo”, indicó Lazcano. Cochabamba concentra los laboratorios que están trabajando en su ciudad capital.

En el sur el común denominador se repite, falta de insumos y reactivos. El único laboratorio público habilitado en Tarija está trabajando al máximo de su capacidad, pues se acumularon muestras pendientes de procesar. Tarija tenía acumuladas hasta la anterior semana 639 muestras de laboratorio, según indica el informe del 24 de julio del Comité Operativo de Emergencia Departamental (COED).

“Hoy procesarán creemos más de 300 –muestras-  o tal vez más,  porque hay mucha cantidad acumulada de pendientes”, indicó a Bolivia Verifica la jefatura de prensa del Sedes, Tarija.

Pando tiene un solo laboratorio con un equipo GeneXpert que procesa sólo 40 muestras diarias. “Estuvimos un mes sin procesar pruebas por falta de reactivos. Primero llegó el equipo pero no había cómo hacer las muestras. Ahora estamos priorizando el stock que tenemos”, explicó Emir Ramirez, Responsable Dptal. de Sangre y encargado de los laboratorios.

Beni tiene tres laboratorios, en Trinidad, Riberalta y Rurrenabaque pero le faltan reactivos y personal. “Hacemos menos pruebas de las que podríamos hacer con los equipos que tenemos, pero es por falta de reactivos”, explicó Jorge Gómez, Director del Sedes Beni.

En Santa Cruz hay tres laboratorios públicos y dos de seguridad social (que atienen sólo a asegurados). Todos están concentrados en la capital departamental. Hasta allí llegan las muestras del norte, del Chaco, de los valles y de la Chiquitanía. “Estamos con mucho retraso en las muestras, nos faltan reactivos e insumos de bioseguridad”, confiesa Carlos Hurtado, epidemiólogo del Sedes Santa Cruz en contacto con Bolivia Verifica.

La Paz tiene dos laboratorios públicos y dos de seguridad social que procesan pruebas PCR. Virgilio Prieto, Jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud admitió que hay pruebas acumuladas y que por ello hay algunos reportes diarios que presentan cifras muy altas. “El incremento en La Paz es por pruebas retrasadas”, señaló Prieto en una entrevista radial, el lunes 27 de julio.

Tanto el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa), el Centro de Enfermedades Tropicales (Cenetrop), el laboratorio departamental de referencia de Cochabamba y el laboratorio de Tarija, tienen retraso en el procesamiento de pruebas.

Si bien el Ministerio de Salud no habla de un colapso en el sistema de laboratorios, la ministra del área, Eidy Roca, anunció la llegada de 15 nuevos termocicladores reactivos e insumos para “reforzar” la capacidad de los laboratorios COVID-19.

Por cada dos pruebas una salió positiva

«Pruebas, pruebas, y más pruebas» recomendó en marzo el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. La toma de pruebas de coronavirus es lo que permite a los países detectar el impacto del contagio.

En Bolivia, desde el inicio de la emergencia sanitaria se han tomado más de 150 mil pruebas PCR por el sistema público, la mitad dio positivo. Según datos del Ministerio de Salud, hasta el 27 de julio había 71.181 casos confirmados de coronavirus.

Esta relación de un positivo por cada dos pruebas, avienta una pauta sobre la deficiencia en el rastreo de casos. En Beni y Pando, por ejemplo, sólo se hace la prueba a pacientes que están internados o que son población de riesgo. “Sólo se hace la prueba a cierto grupo de la población porque estamos priorizando los reactivos”, explicó Emir Ramirez, Responsable Dptal. de Sangre y encargado de los laboratorios.

El instructivo 9/2020 del Ministerio de Salud,  indica que debe realizarse una “revisión exhaustiva” a la definición de “caso sospechoso” para COVID-19 antes de proceder a la toma de muestras para laboratorio. En el caso de los dos departamentos orientales, el criterio es otro, no se prioriza al sospechoso sino al altamente riesgoso.

Las actuales cifras revelan un bajo testeo  nacional si se considera el parámetro de la Organización Mundial de la Salud. El 30 de marzo, en conferencia de prensa, el Dr. Michael Ryan de la OMS expresó: «nos gustaría ver que los países evalúen al nivel de diez pruebas negativas a una positiva como punto de referencia general de un sistema que está haciendo suficientes pruebas para recoger todos los casos». Actualmente Bolivia está un poco lejos de la cifra ideal de muestreo.

Visto 228 veces Modificado por última vez en Miércoles, 29 Julio 2020 15:22

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.