“El revocatorio, es más difícil que ir al infierno”

Por: Víctor Hugo “Tatín” Callaú B

Hace poco tiempo, surgieron voces de personas, dirigentes y vecinos discordantes con las gestiones ejecutivas que realizan algunas autoridades electas. En la ciudad de El Alto, por ejemplo; se escuchaba a los dirigentes y a una parte de la población pidiendo la revocatoria del mandato de la Alcaldesa Eva Copa y asimismo en otros municipios se escucharon voces pidiendo este recurso contra algunos alcaldes municipales y en menor proporción, para alguno que otro Gobernador.

Piden revocatoria de mandato de los alcaldes, justificando que no ejecutan obras en los municipios, que la administración pública ha empeorado y otros argumentos que de una u otra forma son lanzados a la población para crear expectativa, confusión y descontento hacia las autoridades ejecutivas de los municipios.

Generalmente, casi todos los alcaldes en este su primer año de gestión, han tenido baja ejecución presupuestaria, con pocas o ninguna obra de impacto en sus municipios a pesar de que han mejorado las recaudaciones, ya sea por ingresos propios, por el IDH y por Coparticipación Tributaria, con relación a las gestiones 2020 y 2021; sin embargo existe un descontento en casi todos los municipios de nuestro País por falta de gestión pública de los alcaldes municipales.

A medida que se desarrolla la gestión, la mayoría de los alcaldes también mejoran su administración municipal, ejecutan mayores inversiones y empiezan a ejecutar obras y van cubriendo algunas necesidades básicas de los vecinos. (salud, educación, alimentación complementaria, etc.)

Algunos de estos pedidos de revocatoria de mandato de los alcaldes principalmente lo realizan por la incapacidad que demuestran las Máximas Autoridades Ejecutivas, cuyas gestiones son cuestionadas por falta de políticas públicas de desarrollo humano, deficiencia en la prestación de los servicios de salud, fuertes sospechas de actos de corrupción, nepotismo, inseguridad de los ciudadanos y una serie de irregularidades que los vecinos reclaman que se cumplan. La mayoría de los alcaldes manifiestan que estos pedidos son políticos, realizados por la oposición política que quieren desestabilizar su gestión municipal y que ellos no tienen miedo a esos pedidos de revocatorio, porque ven que es muy difícil que esto suceda.

Ocurre que, el tiempo para pedir la revocatoria de mandato de las autoridades electas como gobernadores, alcaldes y concejales aún no ha llegado, porque la ley es taxativa al mencionar que la revocatoria se solicita “a mitad de periodo de mandato” es decir a dos años y medio de gestión.

La ley dice que por iniciativa popular se podrá solicitar la Revocatoria de Mandato a autoridades electas, cuando haya transcurrido la mitad del periodo de mandato´. En tal sentido las autoridades nacionales, los gobernadores, asambleístas, alcaldes y concejales recién han cumplido catorce meses de gestión. Eso significa que hay que esperar poco menos de un año y medio para solicitar un Referéndum Revocatorio.

Es un largo camino , porque recién en noviembre o diciembre del próximo año se puede solicitar la revocatoria de mandato y no en cualquier momento.

Una vez hecha la solicitud, el Órgano Electoral se tomará entre 30 a 60 días, para rechazar o aprobar la solicitud. Si se aprueba, el solicitante deberá salir a la calle a recolectar el 30% de firmas del padrón electoral en 90 días y “antes de hacer eso debe tocarse el bolsillo porque tiene que correr con los gastos” para hacer imprimir los libros y contratar gente para recolectar las firmas.

Después de cumplir ´ese trabajo´, el solicitante tiene que ir al Órgano Electoral a dejar los libros para que revisen la autenticidad y veracidad de las firmas en 60 días. Si existieran firmas o huellas dactilares falsas, son observadas y la solicitud y el proceso de revocatorio podría quedar sin efecto o demorarse un tiempo hasta subsanar las observaciones.

“Después tienen que pedir a la Asamblea Legislativa Plurinacional que Sancione una Ley de convocatoria a referéndum de revocatorio de mandato. Pero la Asamblea Legislativa antes de aprobar la ley tiene que preguntar al Concejo Municipal si tienen presupuesto o no para realizar esta consulta ciudadana, El TGN, las Asambleas Legislativas Departamentales y los Concejos Municipales según corresponda, pueden tranquilamente decir y justificar que no hay presupuesto y se complicará más el proceso consultivo. La Asamblea Legislativa Plurinacional fijará una fecha para el día de votación del referéndum en forma general en todas las ETAPAS que cumplieron con el procedimiento de revocatoria de mandato a las autoridades electas.

Una vez vencido ese proceso, comenzará la campaña por el SÍ o por el NO, 90 días antes del día del acto democrático y quien deberá correr con los gastos de la propaganda electoral es el solicitante.

“Eso es nada, la trampa aparece al final. Por ejemplo, en la ciudad de El Alto, la Alcaldesa fue electa con casi el 69% de apoyo popular en las urnas y para revocarla necesitan 70% y eso no es fácil de lograr” en Montero estaríamos alrededor del 48%.

Todo este proceso de revocatoria de mandato, hasta llegar al día de la votación en el referéndum demoraría entre 12 a 15 meses, es un largo periodo que hay que caminar, y para finalizar el mandato de la presente gestión 2021 – 2026 quedarían precisamente igual 12 a 15 meses, muy poco tiempo para las nuevas autoridades en caso de que el SI se imponga y se revoque a la autoridad electa en el año 2021.

Por lo que considero al igual que un abogado alteño, que “el camino de Revocatorio de mandato de un Alcalde, es más difícil que ir al infierno”.

Los políticos que quieran “tumbar” un alcalde, seguramente pensaran en otras estrategias…

Foto: Referencial de Internet

 283 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *