Sensei montereño

Por: José Mercado Ortiz

¡Que hermoso es lograr lo que se sueña! Quizás esta fue la ilusión de un montereño que se animó ingresar en las artes marciales. Silvestre Enrique Hurtado Paredes, más conocido como (el Sensei Bolo 2), oriundo de Montero, desde 1984 junto al profesor Elmer Pérez comenzaron su trabajo en el Karate con su Club Shotokan, hasta perfeccionar su técnica y conseguir hasta hoy excelentes resultados con campeones y cosecha de medallas.

Un personaje que nunca fue propinado y siempre lo tuvieron en anonimato, no obstante, mostrando al país con resultados positivos de sus alumnos, comparando con otros de la misma disciplina. Asiste a cursos, eventos nacionales e internacionales, costeándose pasajes y otras obligaciones, sin que Gobierno alguno lo haga y sus alumnos responden categóricamente. BOLO 2, sensei lo tienen en el anonimato. ¿Porque esta diferencia? Sus alumnos son sobresalientes. Pese a su humildad, encuentra personas de buena voluntad que reconocen su trabajo y le ayudan.

Orgulloso dice ¡he sacado varios campeones y eso me reconforta! Soy feliz.

Como siempre tiene varios pupilos de excelente calidad. Como su humildad plasma su esfuerzo en resultados que el quiere y motiva a otros a seguir su ejemplo.

Instruye a un Grupo élite de 15 alumnos en alto rendimiento. Sin ser adinerado, tiene a varios becados. Pondera la ayuda de Ivo Kuljis, destacado empresario. El gobierno apoya a los alumnos de alto rendimiento. Mientras a él lo tienen rezagado, en el anonimato.

Bolo 2 dice que su lucha es y será constantes buscando se valore lo bueno. Acaba de clasificar a Amir Rodríguez, 17 años y Rodrigo Gutiérrez de 16, ambos en Kumite, para el Campeonato Sudamericano de junio en Sucre. Dice que será feliz. Cuando uno de sus alumnos consiga medalla en un Mundial. Suerte Bolo 2, te lo mereces y sigue trabajando, el éxito está próximo.

Autor: José Mercado Ortiz

Comentarios