Presidente destaca modelo boliviano que genera certidumbre, baja inflación y una economía sólida

El presidente del Estado, Luis Arce Catacora, destacó este sábado que el Modelo Económico Social Comunitario Productivo de Bolivia ha logrado generar un escenario de certidumbre, con estabilidad de precios y una economía sólida pese al contexto internacional adverso.

En ocasión de su mensaje a la nación por el 197 aniversario patrio, Arce, en un discurso que por vez primera realiza en la Casa de la Libertad, en Sucre, destacó con indicadores el momento favorable por el que atraviesa el Estado Plurinacional de Bolivia.

“Gracias a la implementación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, Bolivia ha logrado generar un escenario de certidumbre, con estabilidad de precios, crecimiento económico, redistribución de ingresos, reducción de la pobreza y de las desigualdades”, afirmó el Jefe de Estado en su discurso que se extendió por cerca de una hora.

Ante un auditorio que tenía como invitado especial al secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, el Primer Mandatario refirió que por efecto de los “embates de una crisis económica internacional producto de las contradicciones del sistema capitalista y los efectos derivados del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania” varias naciones han “experimentado incremento de precios y altos niveles de conflictividad social”.

Sin embargo, “Bolivia ha demostrado estar mejor preparada, lo cual ha sido reconocido a nivel internacional en diferentes instancias, tanto académicas, de organismos internacionales y la prensa especializada”.

En efecto, medios internacionales como la BBC, The Economist Intelligence Unit (EIU, por sus siglas en inglés), Trading Economics, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y Bloomberg destacaron a la economía boliviana por contar con la inflación más baja, respecto a otras, ante los efectos mundiales de la guerra entre Rusia y Ucrania y la pandemia del COVID-19.

El informe publicado por The Economist Intelligence Unit, el mes de mayo, señala que Bolivia es el país mejor posicionado a nivel de América Latina para resistir los efectos mundiales del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

Esta instancia ubicó a Bolivia en primer lugar “en capacidad de resiliencia y adaptabilidad al problema o los efectos económicos de la guerra entre Rusia y Ucrania” con una puntuación de 2,14, por debajo de esta calificación se encuentra Ecuador y Paraguay con 2,29; Chile con 2,43; Perú 2,57.

“Este indicador de 2,14 refleja la menor exposición a los efectos económicos que puede causar este conflicto bélico”, resaltó al respecto el titular de esa cartera, Marcelo Montenegro, el 16 de mayo.

En su evaluación, The Economist Intelligence Unit tomó en cuenta el índice de inflación que registran los países de América Latina, la deuda pública, los pagos de intereses del sector público como porcentaje de los ingresos totales, el saldo de cuenta corriente, la estabilidad política, económica y social, entre otros indicadores.

Ya en junio, Bloomberg publicó un ranking internacional en el que Bolivia aparece como el país con menos inflación en el mundo.

De acuerdo con Arce, la restauración del Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP) permitió reconstruir la economía del país con la priorización del mercado interno y la redistribución de ingresos para mejorar los indicadores sociales.

En su discurso, Arce resaltó, además, que según el informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), este año Bolivia será el país que reducirá en mayor medida la pobreza, mientras que otros países en la región incluso sufrirán incrementos en esta brecha.

Hace poco, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas informó que la pobreza moderada se redujo de 39,0% en 2020 a 36,2% en 2021; mientras, que la pobreza extrema cayó de 13,7% a 11,1% durante el período señalado.

En tanto, la tasa de desempleo abierto urbano en Bolivia disminuyó de 11,6%, en julio de 2020, a 4,2% en mayo de 2022, es decir que se registró un descenso de 7,4 puntos porcentuales (pp).

Las medidas que permitieron reducir el desempleo y la pobreza en el país fueron el Bono Contra el Hambre, que llegó a beneficiar a más de cuatro millones de personas; el restablecimiento de la inversión pública; el pago del Re-IVA; el Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF) y el incremento del Salario Mínimo Nacional.

“Otro de los importantes resultados en materia económica es la inflación”, apuntó Arce en otra parte de su discurso que fue interrumpido en al menos una treintena de ocasiones por los aplausos del auditorio.

“Hermanas y hermanos, pese a que el mundo se encuentra atravesando un período inflacionario de grandes magnitudes, Bolivia, por el contrario, tiene la tasa de inflación más baja en toda Sudamérica, 1,6 por cierto al mes de julio de 2022”, resaltó.

El indicador boliviano resalta en la región, donde naciones como Argentina reportó una inflación de 29,3% y Venezuela 23,9%.

Basado en esos indicadores, el presidente afirmó que “nuestra Bolivia cuenta con una economía sólida y los inversores internacionales observaron nuestro buen desempeño; por ello, la Inversión Extranjera Directa Bruta alcanzó a 1.048 millones de dólares la gestión 2021 un incremento de 535 por ciento frente a los 165 millones de dólares ingresados al país en 2020”.

“Con el compromiso y el trabajo honesto de todas las bolivianas y bolivianos que ponen el hombro a nuestra economía, para que nuestras hijas e hijos y nietas y nietos tengan un mejor futuro, estoy seguro que vamos a consolidar esa senda de reconstrucción económica y productiva”, expresó el Dignatario de Estado.

Jfcch/

 54 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *