Abogado montereño recomienda iniciar proceso de delimitación territorial con Warnes y Saavedra

Ante el anuncio de la aprobación de la ley del Censo de Población y Vivienda a realizarse el 16 de noviembre de 2022, surgen opiniones sobre la necesidad de llevar adelante el proceso que permita determinar los límites del municipio de Montero con sus pares de Warnes por el Sur y Saavedra por el lado Norte, de manera legal y definitiva.

Si esto no prospera, Montero continuará perdiendo territorio y habitantes. Y como consecuencia, recursos económicos por impuestos, patentes y tasas municipales, así como los que provienen de la coparticipación tributaria, distribuida de acuerdo con la población con que cuenta cada municipio.

El profesional abogado Víctor Hugo Callaú, que en los últimos días expresó su opinión al respecto en diferentes medios de comunicación, en declaraciones a Montero Noticias, afirmó que el municipio de Montero recibe recursos de coparticipación tributaria en base a la cantidad de habitantes que señala el censo de 2012, con 109.518 habitantes. Esto significa que al momento, Montero recibe alrededor de 61 millones de bolivianos por coparticipación tributaria.

Según la proyección poblacional del Instituto Nacional de Estadísticas INE, hace dos meses, este municipio ya estaría con 145.000 habitantes, es decir un tercio más de los que tenía en 2012. Con esa cantidad de habitantes, Montero debería recibir  alrededor de 81 millones de bolivianos de coparticipación tributaria, es decir 20 millones de bolivianos más, de los que recibe actualmente.    

Según el profesional, la diferencia de más de 36.000 personas que habitan Montero en la actualidad, es ignorada por el estado, “son habitantes invisibles, pero reciben atención del Gobierno Municipal”

A esto se suma el problema de la falta de delimitación territorial entre el municipio de Montero con sus vecinos de Warnes y Saavedra. Estos municipios afectan una importante extensión territorial, que se ha ido consolidando con el paso del tiempo y la falta de una decisión de Montero para defender su territorio, situación que también repercute negativamente en el patrimonio y en los intereses de Montero. Porque a pesar de atender  las necesidades de comunidades ubicadas en los límites del municipio, éstas tributan en Warnes y en Saavedra.

Hay empresas, unidades productivas, hay proyectos urbanísticos  que están tributando en Warnes. Inclusive están más cerca de Montero, pero los hacen aprobar en Warnes, como El Naranjal Don Bosco, y Villa El Carmen, cuyos habitantes, además, están obligados a votar por ese municipio cuando se realizan elecciones debido a una ilegal inscripción de ciudadanos por el INE y el Tribunal Electoral.

Al referirse a este problema, el abogado Callaú, señala que es momento de aprovechar el trabajo que durante casi cuatro años ha desarrollado la Comisión de Límites del Municipio de Montero, que en expresiones del profesional, ha realizado un trabajo excepcional en el acopio de información, documentación y de haber obtenido las manifestaciones de los vecinos de las comunidades en litigio, en las que expresan su decisión de pertenecer a Montero.

A partir de los resultados alcanzados por la Comisión de Límites, ha sido aprobada la Ley Nº 201/2019 de Identificación de Límites del Municipio de Montero, que según opinión del jurista, es una ley hecha a medida del momento que estamos viviendo. “Esta ley municipal, obliga al ejecutivo a destinar recursos y ampliar la administración hacia esas comunidades que están dentro de nuestros límites y obliga a hacer una oposición legal, a defender nuestro territorio ante los municipios colindantes que quieren transgredir nuestros límites, es una ley bien pensada y con todos los detalles.”

Por eso, dice Callaú, que es fundamental defender a estas comunidades que se encuentran en litigio en los límites de nuestra jurisdicción y prestarles atención, porque llegará el momento en que los habitantes de estas comunidades tendrán que votar en un referéndum para elegir y decidir a qué municipio pertenecer en caso de no llegar a una solución en la etapa conciliatoria.

Es un gran reto el que tiene nuestro alcalde, sostuvo Víctor Hugo Callaú, y recomendó a la autoridad municipal, consolidar esos límites y las comunidades que se encuentran dentro de nuestra jurisdicción, “para eso tiene que contratar un equipo de profesionales abogados y mantener esa comisión de límites que ha estado trabajando durante cuatro años, porque son de mucha valía, tienen mucha información, hay que trabajar con ellos porque van a ser de mucha utilidad en la demanda conciliatoria”.

Callaú, considera que este mes, en que se celebra el aniversario cívico y fiesta patronal de Montero, es el momento propicio para anunciar o iniciar el proceso de demanda de los límites de Montero, porque este proceso es largo. De acuerdo con el reglamento de la Ley 339 de Unidades Territoriales y Límites, en un proceso de esta naturaleza y luego de los pasos procedimentales, se debe convocar a referéndum en el plazo de un año, prorrogable por seis meses, pero siempre existen algunas maniobras extralegales o ‘chicanerías’ que alargan los procesos. El ejecutivo debe trabajar mucho con las comunidades involucradas, porque es necesario motivar su pertenencia a Montero, ya que el resultado de un referéndum, es de carácter vinculante y obligatorio, y se respeta, sentenció el entrevistado.

 701 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *