Director de Régimen Penitenciario verificó situación de privado de libertad con problemas de salud mental

La mañana de este lunes, enterado por publicaciones de la prensa y redes sociales, el director departamental de Régimen Penitenciario de Santa Cruz, Mauricio Romero, se hizo presente en el Centro de Readaptación Productiva Montero, Cerprom, para verificar la situación del privado de libertad Ademar Zurita, un joven que presenta discapacidad mental, de quien se dice que debido a esa condición, legalmente no puede permanecer en ese recinto carcelario.

El joven es procesado por presunta comisión del delito de tentativa de violación, permanece privado de libertad desde hace ocho meses, incluidos los 90 días de detención  preventiva y vanos fueron los intentos de sus abogados que solicitaron la cesación de libertad en tres ocasiones, apoyados por documentos que certifican la situación mental del imputado.

Según Pamela Vásquez, una de las abogadas del caso, Ademar, presenta un desorden mental certificado por el Centro Psiquiátrico Gregorio Pacheco de Sucre y por el Hospital Psiquiátrico Benito Menni  de Santa Cruz, documentos que no habrían sido tomados en cuenta por la fiscalía y la juez del caso para concederle la posibilidad de dejar el centro carcelario y ser remitido a un centro psiquiátrico. “Deberían haberlo declarado enajenado mental” sostuvo la abogada de Ademar, a tiempo de manifestar, que se comete una injusticia con este joven.

 Ademar tiene un pendiente de trámite de discapacidad que no se ha realizado por la familia y  debe concretarse con los antecedentes e informes. Y el antecedente claro, es que tiene una patología mental, que debe ser corroborada con el carnet de discapacidad que debe ser tramitado, se hará la solicitud por la vía que corresponda y en su momento se determinará que sea remitido durante el tiempo que se estime necesario a un centro psiquiátrico, manifestó el especialista que acompañó al director de Régimen Penitenciario.  

El papá de Ademar, Fermín Zurita, sostiene que su hijo es inocente y pide lo liberen para que pueda recibir su tratamiento porque «su enfermedad es crónica, es de por vida. Mi hijo es como un niño, no sabe qué está haciendo”, dijo y añadió que ya está realizando el trámite para obtener el carnet de discapacidad con toda la documentación recabada anteriormente, lo que le daría la posibilidad de lograr la libertad de su hijo. Acotó que varias organizaciones e instituciones de personas con discapacidad, así como Derechos Humanos, están apoyando su causa.

 115 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *