San Pedro trabaja en los accesos a la zona de cambio de curso del Piraí

Desde temprano la mañana de este viernes autoridades del municipio de San Pedro, dirigentes de centrales y subcentrales campesinas, además de la diputada Deysi Choque, el alcalde Ramiro Escalante y dirigentes vecinales, en cumplimiento de lo acordado en la jornada del jueves junto al ministro de Desarrollo Rural y Tierra Remy Gonzales, se dirigieron a la zona en que las aguas del río Piraí abrieron un boquete que prácticamente cambió el curso de las aguas, para comenzar el trabajo de habilitación de accesos al lugar y proceder a un trabajo intenso que permita cerrar el boquete y corregir el curso del rio.

Todos coincidieron en que el trabajo a realizar será intenso, pero se hará posible con la participación activa de todos los sectores, entre ellos los trabajadores y productores campesinos de la comunidades cercanas a través de sus organizaciones sindicales, centrales y subcentrales, el Sedcam con maquinaria pesada, Searpi con el material necesario para cerrar el boquete abierto por las aguas y reencausar el río a su antiguo cauce.  

De esta manera se pretende dar solución al problema que causó la inundación habiendo dañado cientos de hectáreas de tierras productivas y centenares de viviendas, dejando a más de 500 familias sin sus pertenecías, sin sembradíos y sin animales.

En la reunión previa, acordaron organizar el ingreso de a la zona por etapas y de manera coordinada y programada. Uno de los pasos iniciales, será el de llenar bolsas con tierra o arena, que servirán para armar un muro de contención que cierre el boquete que ha causado estragos.

El alcalde municipal, Ramiro Escalante, manifestó que se están haciendo todos los esfuerzos y se pondrá todo lo que el Gobierno Municipal pueda para apoyar esta labor.

Autoridades toman acuerdos para contener las aguas del Piraí

Por su lado, en la reunión efectuada el jueves, el ministro Remy Gonzales, comprometió su apoyo y el de otros ministerios para llevar adelante la labor de contención del desvíos del agua y posteriormente, junto al Gobierno Nacional, buscarán la forma de llevar adelante una reactivación económica y productiva.

La diputada Deisy Choque, por su parte, adelantó que el cierre del boquete para contener la inundación que sigue avanzando a más terrenos en el norte de la provincia Santistevan, no es el único trabajo por encarar, porque después, las familias damnificadas deben recibir apoyo y salir adelante reponiéndose de sus pérdidas.

El trabajo continuará durante el feriado de Año Nuevo, como lo afirmó el alcalde Escalante, porque urge dar solución a este problema y pidió a todas su solidaridad con los damnificados, pues “no podemos estar festejando mientras nuestros hermanos de Hardeman sufren las consecuencias de este fenómeno natural”, manifestó.

 2,911 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *