«La auditoría es innegociable», primer discurso de Aguilera como gobernador suplente

El gobernador suplente dejó claro que no buscaba esta posición y que está cumpliendo con una sentencia constitucional que solo le daba dos opciones: ‘cumplir o ser detenido’.

Tras ser posesionado en una sesión que no duró más de cinco minutos, Mario Aguilera brindó su primer discurso como gobernador suplente de Santa Cruz. La autoridad ratificó la realización de una auditoría dentro de la Gobernación y que intentará sostener un encuentro con Luis Fernando Camacho.

«Hoy damos cumplimiento a esta sentencia que ordena que mi persona debe asumir la suplencia del cargo de gobernador. En más de una ocasión lo indiqué, el gobernador electo es Luis Fernando Camacho Vaca y, su servidor, Mario Aguilera, elegido como vicegobernador, lo será en ejercicio, mientras nuestro gobernador continúe detenido», declaró Aguilera.

El gobernador suplente dejó claro que no buscaba esta posición y que está cumpliendo con una sentencia impuesta por un tribunal que ‘él no eligió’. Explicó que ante la sentencia constitucional solo tenía dos opciones: ‘cumplir o ser detenido’.

Aseguró que algunos le sugirieron presentar su renuncia, pero rechazó esa alternativa, argumentando que «solo lleva a un mismo lugar, entregar la gobernación y la autonomía», declaró ante los medios de comunicación. «Quiero ser claro: voy a cumplir. No pienso ser recordado como el vicegobernador preso o como aquel que renunció sin cumplir sus funciones y entregó nuestra gobernación y autonomías. No seguiré los consejos de quienes llevaron a nuestro gobernador a su posesión», agregó. 

Aguilera destacó la necesidad innegociable de realizar una auditoría exhaustiva en la Gobernación y que no permitirá ningún acto de corrupción al interior de la misma. «No pienso permitir que continúen los robos de computadoras con información que es clave para hacer auditorías, y que las mismas puedan permitir reconducir lo que se deba. Señores, yo, Mario Aguilera, quiero democracia y no acepto corrupción», declaró.

El gobernador suplente dejó claro que una auditoría integral será innegociable, tanto para garantizar la seguridad de Luis Fernando Camacho como para corregir cualquier irregularidad que pueda existir en la gestión anterior. Subrayó la importancia de castigar cualquier acto irregular de acuerdo con las normas vigentes y señaló que esto permitirá identificar áreas de mejora y optimizar la eficiencia de la administración.

«Esto no es el final de una etapa, es la continuación de un mandato respaldado por más de 850 mil cruceños. El bien mayor es Santa Cruz, y tenemos dos tareas: hacer lo mejor por nuestro departamento, mientras luchamos por nuestra libertad», concluyó.

Red UNO

Comentarios