El club San José Obrero retorna a las prácticas el martes

Con un permiso especial, por las restricciones que hay en el municipio de Portachuelo para prevenir el Covid-19, el club San José Obrero retornará al trabajo la noche del martes. Todo dependerá de la dirección municipal de Deportes de ese municipio que debe facilitar el campo deportivo.

San José Obrero es uno de los clubes más tradicionales de Portachuelo, fue fundado en el año 1965, tiene muchos títulos en su trayectoria y el 9 de julio tendrá representará  a su municipio en la fase eliminatoria del Campeonato Provincial de Clubes Campeones cuya subsede será Comarapa.

Esta será su segunda participación en el torneo que controla la Asociación Cruceña de Fútbol, San José Obrero integra la llave donde también está el equipo la Nueva Santa Cruz que representa a Portachuelo, Cambas Yescas de Santa Rosa del Sara y Red de Salud de Comarapa que será el anfitrión.

El dirigente y también futbolista del equipo santo, José Denar Méndez, sostuvo que de acuerdo a la planificación el retorno al trabajo del equipo bajo la dirección del DT Gustavo Balcázar se realizará el martes en horario nocturno.

Afirmó que por las restricciones del Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM), el trabajo del plantel se vio afectado, pero que por la cercanía de la fecha de inicio de la llave en Comarapa se solicitó un permiso especial para retornar a las prácticas.

Méndez aseveró que la fecha fijada para el inicio del torneo es el viernes 9 de abril, por esa razón acelerarán también los trámites ante las autoridades municipales para solicitar apoyo económico y material deportivo, aunque adelantó que en una primera instancia desde la comuna le indicaron que sería complicado apoyar al equipo, sin embargo seguirán insistiendo.

El plantel que está conformado por gente joven del barrio que lleva el mismo nombre del equipo necesita ritmo de competencia, por eso se hará énfasis en la parte táctica y física, porque lo que se pretende es ser protagonista de la llave y dejar en alto el nombre de Portachuelo, insistió Méndez.

Pese a las limitaciones económicas para sostener al equipo, mencionó que se harán los esfuerzos necesarios  para reforzar al plantel en las tres líneas, “esa decisión la tomó el directorio porque algunos futbolistas de Portachuelo se hacen rogar para jugar”, dijo.

Si la actual gestión municipal no canalizar apoyo a San José Obrero, el plantel utilizará la indumentaria deportiva que les entregó la anterior gestión municipal. Pues la fase eliminatoria debía jugarse en el 2020 pero la pandemia hizo que se suspenda el campeonato.

Para los dirigentes se hace complicado conseguir los recursos económicos para financiar el viaje a la sede del torneo que es muy alejada, además en el plan de trabajo se tiene prevista la contratación de un kinesiólogo para que atienda a los jugadores dado lo maratónico que será el torneo, precisó Méndez.

Pese al panorama adverso el grupo se hace fuerte y augura un futuro prometedor en el desarrollo del torneo en la que están dispuestos a traerse a casa la clasificación a la otra fase.

*Crédito de foto: José Denar Méndez

 314 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *