Unidad Educativa Juancito Pinto alista medidas de bioseguridad para clases semipresenciales

La Unidad Educativa Juancito Pinto será oficialmente la segunda en ingresar a la modalidad de clases semipresenciales como unidad piloto en el municipio de Montero, con  el objetivo de promover el retorno de los estudiantes a las aulas después de más de un año y medio de la paralización de la educación y posterior aplicación de las clases virtuales como efecto de la pandemia del coronavirus.

Para esto, los padres de familia mediante labor de la Junta Escolar, se movilizaron y presentaron ante la Red de Salud, un plan de bioseguridad, que fue implementado en instalaciones del recinto educativo, el mismo que fue objeto de inspección por parte de las autoridades de salud, Dirección Distrial de Educación y la comunidad educativa del Juancito Pinto.

Del resultado de la inspección, dependerá la puesta en marcha de las labores educativas semipresenciales a más tardar a partir de la próxima semana en esta unidad ubicada en el lado oeste de la ciudad, Distrito Municipal Nº 2.

Humberto Ocampo, presidente de la Junta Escolar del Juancito Pinto, manifestó que algunas observaciones planteadas por las autoridades de salud, serán subsanadas de inmediato, toda vez que mediante esfuerzo de padres de familia y profesores, fue posible la adquisición de materiales de bioseguridad y de limpieza que serán utilizados por los escolares.

El director de la unidad educativa, ratificó que la compra de los elementos a ser utilizados son el resultado del esfuerzo de los padres de familia, ya que el Gobierno Municipal, que tiene la obligación de dotar de todos estos elementos no lo ha hecho.

Al Juancito Pinto, acuden alrededor de 1.500 alumnos de los ciclos, inicial y primaria, en turnos de mañana y tarde.

Se prevé que a las clases semipresenciales acudan alrededor de 400 estudiantes por turno y día por medio en el nivel primario que cuenta con 973 alumnos.

Cuenta con otra infraestructura para el nivel inicial, que posteriormente tendrá el mismo tratamiento, para el traslado de los más pequeños.  

De acuerdo con declaraciones de los padres de familia, existe preocupación por la situación educativa de sus hijos, porque el aprovechamiento mediante las clases virtuales no es del todo provechoso ni uniforme para todos, muchas familias no pueden acceder al servicio de internet y otras no cuentan con celulares o tienen un solo aparato para varios hijos, lo que dificulta el aprendizaje.

“No podemos dejar que nuestros hijos pasen de curso sin aprender” dijo un padre de familia y recordó que en la presente gestión, habrá aplazados y esto no se puede permitir, si con la ayuda mutua y apoyo de las autoridades se puede hacer posible que los alumnos retornen a las aulas.

El lunes, la unidad educativa Elvira Frías del Distrito Municipal Nº 3 dio el primer paso en la aplicación de las clases semipresenciales y se espera una evaluación el fin de semana para ver los resultados.

 96 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *