Bolivia cumplirá fallo de la CAN y define vender combustible a precio internacional

No obstante, la medida no afecta a los transportistas nacionales que continuarán adquiriendo los combustibles a precio subvencionado, porque no están registrados en la Comunidad Andina.

Bolivia determinó cumplir el fallo de la Comunidad Andina y comercializará combustible a precio internacional para el transporte de carga y de pasajero del país como de los extranjeros que son miembros de la CAN (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) que ingresen a territorio nacional como determinó el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina (TJCA).

El miércoles, el gabinete de ministros aprobó el Decreto Supremo 5106 que, en su único artículo, dispone: “La comercialización de combustibles líquidos destinados a vehículos con placas nacionales y/o extranjeras utilizadas para el transporte internacional de pasajeros por carreteras y el transporte internacional de mercancías por carretera que se encuentren autorizados y registrados en el marco regulatorio de la Comunidad Andina, se realizará conforme al precio internacional establecido por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH)”.

Según la tabla de precios de combustibles publicado por la ANH, el costo internacional actual del litro de diésel es Bs 8,88 ($us 1,27) y el de gasolina especial es de Bs 8,68 ($us 1,24).

El procurador General del Estado, César Siles, informó este viernes que se remitió una nota al TJCA en el que se hace conocer el cumplimiento de la sentencia emitida en julio de 2023, que establece un trato igualitario en la comercialización de combustible a los transportistas de los países miembros de la Comunidad Andina. La demanda fue presentada por el gobierno peruano en 2020.

El documento enviado a la TJCA señala que el Estado boliviano asegura que la medida cumple estrictamente lo establecido en la sentencia. 

“Los transportistas con placa extranjera ya no pagarán un precio mayor que los transportistas con placa boliviana que realicen sus servicios bajo el registro y autorización en el marco regulatorio de la Comunidad Andina”, señala el punto número uno.

Demanda

Y el punto dos indica que “se deja de vulnerar los principios de trato nacional no discriminatorio y libre competencia”.

Perú presentó la demanda en octubre de 2020 y la sentencia final fue aprobada el 17 de julio de 2023 y emitida un día después.

Según la Gaceta 5250 se trata del Proceso 02-AI-2020, “Acción de incumplimiento planteada por la República del Perú contra el Estado Plurinacional de Bolivia por el presunto incumplimiento de los artículos 3 y 18 de la decisión 398, 3 y 15 de la Decisión 837, y 4 de Tratado de Creación del Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina”.

La parte resolutiva señalaba: declarar fundada la demanda “debido a que la regulación boliviana del sector de hidrocarburos que establece una diferenciación de precios en la venta de combustibles. (…) Los transportistas con placa extranjera (ejem colombiana, peruana o ecuatoriana) pagan un precio mayor que los transportistas con placa boliviana, vulnera los principios de trato nacional, no discriminación y libre competencia…” (sic).

Siles aclaró que la medida se adoptó, luego de realizar un análisis a la sentencia, porque no afectará a los transportistas bolivianos ni al Estado porque ninguna unidad de transporte de carga o de pasajeros del país está registrado en el marco regulatorio de la CAN.

Acuerdo

No obstante, sí están inscritos unidades de transporte en la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), instancia que “respeta la soberanía del Estado y la subvención” a los precios de combustibles que realiza el Gobierno boliviano para los transportistas nacionales.

“No hay ningún transportista boliviano registrado en la Comunidad Andina, todos los transportistas bolivianos de carga y de pasajeros están registrados en el marco de la ATIT (Acuerdo sobre Transporte Internacional Terrestre) que es otro acuerdo internacional de transporte en otro marco regulatorio que es la Aladi”, explicó a Radio Fides.

Según el informe, en el país existen un total de 97.094 unidades de transporte de carga y de pasajeros bolivianos inscritos en la ATIT, de la Aladi, y ninguno en el marco regulatorio de la Comunidad Andina. 

El Gobierno de Bolivia subvenciona el precio del combustible para el transporte nacional a Bs 3,74 el litro de gasolina especial y Bs 3,72 el litro de diésel.

La Razón

Comentarios