Detención preventiva para dos de cinco aprehendidos por almacenaje y venta ilegal de combustibles

El fiscal Carlos Candia informó que dos de las cinco personas que fueron arrestadas el pasado viernes por acumulación y venta ilegal de combustibles fueron enviadas con detención preventiva para fines de investigación y su consiguiente proceso legal en audiencia de medidas cautelares efectuada el pasado domingo.

De acuerdo con la información del fiscal Candia, este delito tiene como pena hasta tres años de privación de libertad, la juez, ante la solicitud fundamentada del Ministerio Público, envió a dos a la detención preventiva y tres fueron beneficiadas con medidas sustitutivas con detención domiciliaria debido a que presentaban cuadros de enfermedades de base bastante delicadas.

De igual manera se ha procedido a la confiscación de los vehículos que habían sido utilizados en este ilícito que se ha convertido en un tema recurrente en esta ciudad, porque varias personas cargan combustible en reiteradas oportunidades, hecho que ha sido comprobado por el registro del B-Sisa, uno de ellos en vehículo Hammer, por ejemplo, en solo cinco días había cargado más de 5.000 litros de combustible, otro más de 2.000 litros, lo que hace suponer que este combustible es utilizado para la venta a precios más elevados o es destinado a otro tipo de actividades ilícitas.

Esta actividad es catalogada como un atentado a la economía del Estado porque es un bien subvencionado, por lo que se ve largas filas en los surtidores, debido a que hay gente como ésta que luego se dedica a comercializar este líquido hasta en Bs. 9 el litro, afectando también a la economía de quienes requieren el combustible para sus vehículos.

El pasado viernes, en un operativo efectuado por el director ejecutivo de la ANH German Jiménez Terán, el director Distrital Santa Cruz de la ANH Jimmy Méndez, acompañados por la diputada Deysi Choque en coordinación con la Policía, llevaron a efecto un operativo en los diferentes surtidores, donde detectaron vehículos que cargaron elevadas cantidades de combustibles en pocos días y numerosas personas, que venían inclusive de otras poblaciones, comprando gasolina y diésel en bidones, hecho que también es un delito cuando la compra es mayor a 120 litros por persona.

Es en ese operativo que fueron aprehendidas cinco personas, que posteriormente fueron denunciadas en la Felcc para el debido proceso judicial.

Comentarios