Sobre imputación a dos curas, la Compañía de Jesús dice respetar decisiones de la Justicia

A través de un comunicado, la orden de la Iglesia Católica se compromete a continuar colaborando con las investigaciones en curso.

Luego de conocerse la imputación presentada por el Ministerio Público en contra de los sacerdotes Marcos Recolons y Ramón Alaix, por el delito de encubrimiento, la Compañía de Jesús afirmó que respetará las decisiones de la Justicia.

A través de un comunicado, la orden de la Iglesia Católica se compromete a continuar colaborando con las investigaciones en curso. “La Compañía de Jesús reafirma que respeta y respetará las decisiones de la justicia y continuará colaborando con las investigaciones del Ministerio Público”, señala.

La institución confirmó que, culminada la fase de investigaciones preliminares en uno de los casos abiertos contra Alfonso Pedrajas, a los exprovinciales Marcos Recolons y Ramón Alaix “se los imputado formalmente por el delito de encubrimiento, mientras que la acción ha sido extinta para el fallecido Pedrajas”.

La Compañía de Jesús expresó una vez más su pesar por la dignidad vulnerada de las víctimas de abusos clericales. En particular de aquellos cometidos por jesuitas, y expresa su activa solidaridad a cada una de ellas.

DENUNCIANTES

Asimismo, aclara que uno de los denunciantes de este caso es el actual provincial Bernardo Mercado, a quien las víctimas también lo apuntaron como encubridor. A pesar de que el sacerdote no cumplía funciones en la Compañía de Jesús.

“(Esto) de demuestra el espíritu de transparencia y total colaboración con la justicia de la Compañía de Jesús en Bolivia; cooperación que ratificamos para la siguiente fase de este proceso, en la cual la justicia debe establecer si es o no probada dicha sindicación de encubrimiento”.

En la nota, reitera que la Compañía de Jesús seguirá recibiendo denuncias y escuchando a las víctimas en su Centro de Escucha y Atención. Aplicará los nuevos protocolos de prevención que ha desarrollado o está desarrollando en todas sus obras en Bolivia.

La Razón

Comentarios