El Concejo Municipal rechazó el proceso de adquisición y no aprobó el contrato del Desayuno Escolar

La mayoría de los concejales se abstuvo de votar y rechazó la aprobación del contrato para la dotación del alimento complementario o desayuno escolar a unidades educativas fiscales y de convenio del municipio de Montero y del proceso de adquisición por contener inconsistencias que no fueron subsanadas por los responsables de llevar adelante los procedimientos administrativos del Ejecutivo Municipal.

Esta determinación fue asumida por los concejales la tarde de este viernes en la continuidad de la sesión declarada por tiempo y materia desde el pasado martes, en momentos en que los padres de familia que mantenían el bloqueo de la carretera al interior del país en el puente sobre el río Piraí exigiendo la aprobación de este beneficio que debe llegar a más de 35.000 estudiantes, dejaron la medida de presión para constituirse en las afueras del Concejo Municipal haciendo vigilia a la espera de un resultado favorable.

La Comisión de Desarrollo Institucional Municipal, presidida por el concejal Mauricio Suárez, presentó el informe elaborado en las últimas horas, luego de la presentación de la complementación y corrección que hizo llegar el ejecutivo municipal, el mismo que fue rechazado por los concejales que sostuvieron su posición en cumplimiento de su labor fiscalizadora, ante las inconsistencias en el cumplimiento de normas básicas por parte de la empresa adjudicataria debido a la mala elaboración del Documento Base de Contrataciones (DBC) por los responsables de llevar adelante este proceso.

Nuevamente fueron puestos en tela de juicio la falta de documentación referida a las condiciones de sanidad que deben presentar los vehículos que serán utilizados en el transporte de los alimentos complementarios a las unidades educativas, y las condiciones que deben cumplir los ambientes de acopio de los alimentos.

Los concejales, en sus intervenciones, responsabilizaron a los encargados de llevar adelante el proceso de adjudicación del desayuno escolar por la reacción de los padres de familia que los mantuvieron encerrados durante una noche, sin alimentos, agua ni energía eléctrica, calificado como un atentado a sus derechos humanos, debido a la mala información que dieron, responsabilizando a los concejales por la falta de aprobación del contrato con la empresa adjudicataria, cuando ellos solo cumplían con su labor ficalizadora para evitar futuras cargas legales.

El concejal Suárez, pidio a la presidencia del Concejo, realizar acciones legales contra quienes instigaron a la toma del Concejo Municipal dejando en el interior de sus instalaciones a concejales y personal administrativo durante una noche, asegurando que cometieron un delito contra sus personas.

Suárez recomendo al pleno del Concejo, a realizar una mayor fiscalización a los procesos de licitación que sean subidos al Sicoes para evitar conflictos de esta naturaleza y evitar que sean aprobados mediante solicitud por tiempo y materia, sin llegar a un análisis pormenorizado de la legalidad de estos procesos, además de hacer un permanente seguimiento para el cumplimiento de las normas legales.

El concejal, manifestó que al haber una presión social por la dotación inmediata del desayuno escolar, se exija al ejecutivo, dar los pasos necesarios para dar viabilidad a un derecho del bien supremo que en este caso son los estudiantes y que estos cuenten a la brevedad posible con la alimentación complementaria establecida por ley.

Luego de la votación mayoritaria por la abstención y en contra de la aprobación, se dio lectura a la minuta de comunicación dirigida al alcalde municipal Regys Medina, con la recomendación de la instauración de un proceso de responsabilidad por la función pública a los funcionarios responsables del proceso de contratación.

De igual manera, recomienda resolver de la manera más urgente y con prontitud la entrega de la alimentación complementaria escolar para la gestión 2024 a objeto de evitar conflictos sociales y el deterioro de la salud de los beneficiarios causados por la negligencia de dichos funcionarios.

En la minuta de comunicación, le hacen recuerdo al alcalde, que de acuerdo con el reglamento vigente del Concejo Municipal, las minutas de comunicación tienen un plazo de 10 días hábiles para su respuesta.

Por otro lado, fue rechazada por mayoría de votos, la Minuta para la aprobación del contrato 01/2024 suscrito entre el ejecutivo municipal y la empresa Improssa, representada legalmente por Juan Diego Caballero Saavedra.

Comentarios