Cebolla, tomate y otros productos estan caros igual que los artículos de limpieza

El viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva, admitió que hay un incremento de precios en algunosh productos agrícolas, como el tomate y la cebolla, debido a su importación desde Perú. Además, productos de limpieza y detergentes provenientes de otros países también han experimentado un alza en sus costos.

«Sí está más caro dependiendo de qué quieras comprar», señaló Silva en el programa Hagamos Democracia de la red Erbol, al evaluar la variación de precios de algunos productos de la canasta familiar. Explicó que esta variación es estacional, particularmente en invierno.

Indicó que todos los años, en esta época, el tomate y la cebolla enfrentan dificultades de abastecimiento y precios elevados porque no se están cosechando en Bolivia y, por lo tanto, son importados. «Por ejemplo, actualmente la cebolla y el tomate están caros porque vienen del Perú. La cosecha nuestra va a empezar en junio, julio, agosto y ahí veremos que los precios de estos productos bajan», comentó.

Silva aclaró que productos como la zanahoria mantienen un precio regular, así como las frutas y verduras, cuyos precios fluctúan según la temporada. Ejemplificó con la uva y otras frutas y verduras.

Sin embargo, productos no estacionales como el fideo, el arroz, el azúcar, el maíz, el trigo y la harina, es decir, los cereales, han mantenido precios estables en los últimos tres o cuatro meses.

El viceministro también admitió un aumento en los precios de productos de limpieza y detergentes, así como en algunos productos alimenticios. «El champú, ace, jaboncillos, productos para tinte de cabello, perfumes, desodorantes, ambientadores; todos los productos detergentes de limpieza han subido de precio», explicó. La causa de este incremento se debe a que estos productos son importados de países como Chile, Perú, Brasil y México.

Sostuvo que los precios están elevados porque las economías de estos países están muy por encima de la economía boliviana, lo que contribuye a la baja inflación en Bolivia.

«Hemos visto que hay productos norteamericanos y europeos, aunque en menor cantidad, pero hay. En esos casos no puedes pagar con sol o con peso chileno, sino en dólares. En estos casos sí ha habido una afectación. Pero en estos otros, la moneda con la cual pagan la compra de productos brasileros, peruanos, chilenos, paraguayos, es con la moneda de esos países», concluyó.

*Fuente: ERBOL

Comentarios