En Villa Copacabana lloran la partida de Delfina Olmos

Villa Copacabana comunidad ubicada en el distrito 7 zona sur de Montero, llora la partida de su dirigente Delfina Olmos que falleció a sus 84 años de edad el sábado 14 de noviembre.

Muestras de tristeza generó la noticia del fallecimiento de la activa dirigente muy conocida por el trabajo que desarrolló en vida siempre tratando de llevar mejoras a través de las obras para su comunidad.

Olmos fue dirigente vecinal y representante del distrito 7 en el desaparecido Comité de Vigilancia gestión 2011 – 2012 que entonces presidía Adela Ortiz.

A la octogenaria líder la recuerdan como una mujer entregada a la causa, luchadora, “ella siempre peleaba por las obras para su comunidad a la que defendía y de la cual se sentía muy orgullosa”, manifestó Adela Ortiz que tuvo la oportunidad de trabajar junto a ella.

“Fue una mujer valiente, luchadora a las gestiones de ella se le debe la mayoría de las obras que llegaron a Villa Copacabana; ampliación de centro médico y el pavimento del acceso principal”, recordó Ortiz al afirmar que aprendió mucho de la señora Delfina que tenía una trayectoria de más de treinta años en la dirigencia vecinal.

A Olmos la recuerdan como una mujer sencilla pero que cuando tocaba defender los intereses de su barrio se convertía en una ‘fiera’ para exigir que las obras comprometidas por las autoridades se ejecuten.

Además de defender los intereses de su comunidad, Delfina fue una mujer muy apegada a la familia, pero sobre todo defensora de las tradiciones y costumbres cruceñas.

La dirigente no medía consecuencias cuando se trataba de defender los intereses de Villa Copacabana, eso le generó muchos problemas a los que siempre les puso el pecho y de los cuales salió airosa, “siempre pensaba en el bien común”, afirmó Ortiz.

Los restos mortales de Delfina Olmos fueron sepultados a las 10:00 del domingo 15 de noviembre en el cementerio de la comunidad por la que tanto luchó y defendió de intereses personales que intentaron perjudicar a Villa Copacabana.

“Tengo el corazón ‘chío’ de alegría porque tuvieron que pasar 55 años para tener pavimentado el ingreso a Villa Copacabana”, fueron las palabras con la que demostró su emoción por la obra que se inauguró el 3 de diciembre de 2014, publicó la Gobernación en su página web.

Ortiz deja un legado para sus hijas, las que también comienzan a transita en el camino en la dirigencia vecinal.

*Crédito de fotografía: Facebook de Natividad Ortiz Olmos.

 3,483 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *