Marcelo…

Hace más de un año te escribí una crónica, y la escribí enojau.

Sí, estaba molesto.

Te explico:

La selección de Brasil se toma una foto y te invita a sumarte a ella, jugas futbol tenis con Arthur Melo, tu amigazo es David Luis y otros notables.

Fuiste goleador de la Libertadores, cadenas televisivas de Brasil te hacen homenajes, te ofrecieron jugar con la canarinha, pero elegiste la verde.

La prensa internacional, ex futbolistas y técnicos mundialmente respetables aplauden tu rendimiento en la cancha.

Pero a vos…

Algunos hinchas  bolivianos escribían en las redes: «Tronco», «Amargo», «Fuera el Martins», etc…

Eso me enojó el año pasado cuando te escribí.

Y me parecía inconcebible que se refieran de ese modo, pero bueno, ¡Somos tan raros los bolivianos!

Pero…

Hace rato te vi en la entrevista, después del partido con los pilas.

Escuché tu voz quebrada y las lágrimas que te salieron cuando te mencionaron el récord de goleador histórico de la selección boliviana.

¿Y sabes qué?

Al verte me sentí orgulloso de ser boliviano, algo que muy pocas veces siento.

Por eso…

Millones de gracias y mil disculpas Marcelo, me permito pedirte disculpas por ese pensar tan boliviano que no valora lo poco bueno que tenemos.

…Aún no vi los comentarios sobre el partido con Paraguay donde fuiste la figura, pero sé que no faltará el upa que diga…

«Sí, bien Martíns, pero…» Entonces me enojaré de nuevo.

¡Gracias otra vez!

*José Parraga es el Escribidor

*Foto: Prensa FBF

 1,579 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *