Adiós amigo, hasta pronto y descansa en paz

Cuesta mucho asimilar una noticia tan dolorosa. Compartimos amistad por encima de todo, el trabajo y la pasión por la radio, luego la televisión y en determinado momento recibimos su apoyo en la aventura de editar un semanario impreso, que por cierto no duró mucho, pero que fue un intento en tiempos difíciles para un emprendimiento como ese.

Se  hace difícil aceptar la partida de un ser que no solo era querido por su familia y sus allegados, sino también apreciado por sus cualidades humanas. Entusiasta al emprender algo hasta conseguirlo con esfuerzo y sacrificio. Así fue cuando se propuso instalar el canal de televisión anexado a la radio que ya tenía muchos años de trabajo, para conformar lo que es hoy Radio TV Mundial.

Sensible como pocos, lo vimos llorar de emoción el día en que Mundial TV salió al aire, y de felicidad, cuando produjimos y transmitimos el primer informativo.

Mucho se puede decir de un hombre como Oscar Pérez, a quien no pudimos apreciar en su papel de abuelo de los nuevos integrantes de su familia, pero, un buen padre, si lo era para sus tres hijas, una de ellas se contagió de su amor por los medios de comunicación y se formó para seguir sus pasos; suponemos que en ella queda la responsabilidad de cuidar lo que Oscar ha construido con mucho amor y sacrificio. Estamos seguros que lo hará. Teresita, su esposa, su compañera de vida, su apoyo permanente en sus iniciativas, debe sentirse orgullosa de haber permanecido a su lado por tantos años. Y era también un excelente hijo, siempre pendiente del bienestar de sus padres.

Buen amigo, de buen trato, respetuoso y como la mayoría de los habitantes del oriente boliviano, dicharachero y hasta con humor sarcástico, pero con sana picardía. Compartimos muchos, infinidad de encuentros que unieron a las familias de todos quienes formamos parte de su medio de comunicación, periodistas, locutores, operadores, reporteros, camarógrafos, realizadores, que en diferentes etapas de trabajo formamos la gran familia de Mundial.

Estuvimos juntos en las lides sindicales, su apoyo nos permitió salir adelante en varias decisiones que tuvimos que asumir en el ámbito nacional, cuando los derechos de los periodistas eran amenazados y en otras labores locales y regionales, por los derechos de los colegas de nuestro Sindicato y posteriormente de nuestra Federación.

——————————————————————-

Oscar, a pesar de ser más joven que nosotros, te adelantaste, el mal que agobia a la humanidad te golpeó y no pudiste salir adelante.

Gracias por tu confianza, no olvido que junto a Nils, aun sin merecerlo, nos calificabas como los pesos pesados de la comunicación de Montero y te sentías satisfecho de tenernos a tu lado. Gracias por tu amistad, por la oportunidad que nos diste a muchos para apoyar tu trabajo.

Gracias por ser mi amigo. Hasta pronto y descansa en Paz.

 1,573 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *