Falleció Germán Parada uno de los campeones con Guabirá en 1975

“Tamayá y Lladó con Quevedo y Germán” dice parte de la letra del taquirari del maestro Adolfo ‘Pavichi’ Velarde (+) quien escribió la canción para que la hazaña de los muchachos de Guabirá consagrados campeones nacionales del fútbol boliviano en 1975, perdure en el tiempo.

Esas notas musicales que alegraron tantos corazones, están tristes por la partida de uno de los protagonistas de la historia futbolística de Guabirá. Germán Parada, falleció a sus 71. Su corazón dejó de latir el martes, la noticia de su deceso provocó dolor, llanto y pesar en sus familiares, amigos y compañeros que tuvieron la oportunidad de jugar con él.

El ex delantero del equipo rojo que poseía una cualidad técnica depurada, que destacó por su habilidad y velocidad, no pudo gambetear al coronavirus con el que luchó durante varios días.

Los esfuerzos médicos y de la familia que incluso solicitó plasma hiperinmune para mejorar su salud no surtieron efecto y Germán perdió la batalla contra el Covid, llevándose consigo una parte de su glorioso Guabirá del que al margen de ser jugador también fue dirigente en algunas gestiones.

Germán Parada en su faceta de futbolistas (foto: Facebook)

Algunos amigos comentaron que Parada por sus cualidades técnicas destacó en las divisiones menores de Guabirá es así que ficha para Universitario de La Paz (1970). Dos años más tarde muestra su talento en Chaco Petrolero y finalmente recala en Guabirá en 1975. En los tres equipos jugó la Copa Libertadores, comentó Víctor Hugo Carvajal, ex jugador de Guabirá.

Acotó que el buen desempeño de Parada en el torneo boliviano hizo que los dirigentes de Boca Juniors pongan sus ojos en él con la intención de ficharlo y llevarlo al fútbol argentino. Sin embargo, una lesión truncó el fichaje, recordó Carvajal.

Parada fue un futbolista ambidiestro, que se desempeñaba muy bien por el extremo derecho e izquierdo, en Guabirá junto a Porfirio ‘Tamaya’ Jiménez y Jorge Lladó formó del tridente ofensivo azucarero que causó temor en los rivales. Parada también integró la selección nacional en la década de los 70.

Se casó con Sonia Velarde, matrimonio que procreó cuatro hijos,  dos varones y dos mujeres; Germán (+) intentó seguir los pasos de su padre pero solo llegó hasta la juvenil. En cambio Gil Parada fue el que llegó más lejos jugó en el primer plantel azucarero e incluso el año pasado estuvo en el elenco que dirigió Víctor Hugo ‘Copito’ Andrada y jugó la Copa Santa Cruz donde el plantel rojo se coronó campeón.

Horacio Awad, compañero de Germán Parada en el equipo de Guabirá dijo: “Tuve la suerte de jugar con él y haber salido campeón, un gran amigo que desgraciadamente nos dejó”, enfatizó.

Germán Parada al centro rodeado de amigos y familiares (Foto: Facebook)

 1,002 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *