YPFB tiene el reto de estabilizar precio interno de urea y recuperar confiabilidad de clientes

El presidente ejecutivo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Wilson Zelaya, informó este sábado que esa entidad tiene entre sus grandes retos estabilizar el precio en el mercado interno de la urea que se produce en su planta de Bulo Bulo del trópico de Cochabamba y recuperar la confianza de sus clientes en el país y el extranjero para generar ventas a mediano y largo plazo.

“Esta es una tarea que venimos trabajando en paralelo para que una vez que la planta esté en operación tengamos la posibilidad de retomar la comercialización de la producción de urea. El objetivo de YPFB es que la planta de amoniaco y urea comience a operar durante el primer semestre de la presente gestión”, manifestó, citado en un boletín institucional.

Según Zelaya, el precio de la urea subió de manera considerable desde el pasado año y la paralización de la planta por decisión del régimen de Jeanine Áñez provocó que los productores agropecuarios sean afectados porque pagaron más del doble del precio ofrecido por YFPB.

“El país pasó de autoabastecerse con el fertilizante y de ser exportador a importador. Por esta razón, en esta gestión estamos trabajando para estabilizar el precio del nitrogenado”, agregó.

El titular de YPFB mencionó, además, que la petrolera estatal tiene un plan comercial para el mercado interno en este año, que tiene planificado ejecutar varias líneas de acción.

 Entre las tareas, aseveró, estarán a la diversificación del producto en el sector agropecuario y el consumo animal, la promoción y la difusión del producto entre los actores del rubro como las asociaciones de productores, el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), gobiernos municipales, centros de investigación y universidades, entre otros.

De acuerdo con YPFB, entre los principales mercados de exportación para la urea nacional están Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Perú.

Los dos primeros países se constituyen en los mercados más importantes para el fertilizante ya que representan el 86% del total de las ventas realizadas desde la gestión 2018, cuando empezaron las exportaciones.

Entre 2017 y 2020 se comercializó 653.637 toneladas métricas, lo que representó un ingreso de $us 178.6 millones para el país.

El remanente de la producción de 2019 fue fundamental para cubrir la demanda del sector agrícola en la gestión 2020, considerando que la planta de urea no tuvo producción durante toda esa gestión.

La calidad del fertilizante, la cercanía a los mercados de la región que genera competitividad en tiempos de entrega del producto y la tecnología de punta instalada en la planta constituyen las fortalezas de la urea producida por YPFB.

La comercialización a través de representantes y distribuidores en el mercado interno y externo, la demanda creciente en el mercado sudamericano y el uso de la Hidrovía Paraguay – Paraná para llegar a los mercados de Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay se constituyen en oportunidades para la comercialización del fertilizante.

Fuente: Agencia Boliviana de Información

 1,622 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *