Gualberti ve que el gobierno califica de golpista al pueblo, mientras los autores del fraude se muestran como víctimas

El Arzobispo de Santa Cruz monseñor Sergio Gualberti observó este domingo un ánimo de revancha, donde se califica de golpista al pueblo que defendió su voto y la democracia, mientras “los autores del fraude electoral se muestran como víctimas”.

En su homilía dominical dijo que, en estos tiempos en nuestro país, no parece actuarse conforme al parámetro de la verdad, por el clima de confrontación que vivimos, por “el ánimo de revancha de grupos de poder ante los hechos de fin de año del 2019. Se pretende tachar de golpista al pueblo y a sus representantes que defendieron al voto ciudadano y a la democracia”.

Gualberti indicó que los Obispos de Bolivia, preocupados por esta situación de tensión, exigieron respeto de los derechos humanos. Denunciaron persecución política y la aprehensión de ex autoridades, motivo por el que hicieron un llamado al respeto del debido proceso y a la inmediata puesta en libertad de los detenidos. También invitamos a los poderes del Estado Plurinacional a desistir del control total del poder, de la revancha y la persecución.

También se refirió a la actual coyuntura poselectoral, donde se van conociendo a las autoridades electas, remarcando que un gobierno elegido democráticamente debe “obrar conforme a la verdad”, afianzar la institucionalidad democrática y el respeto de la dignidad y derechos de cada persona.

Recomendó preservar la salud y la vida de los ciudadanos y construir un país reconciliado, unido y en paz, sobre la base de la justicia y el bien común. “Qué el Señor nos guíe a todos y nos conceda obrar conforme a la verdad, acercarnos a la luz y reavivar la esperanza de días de paz y fraternidad”, manifestó.

*Texto: ERBOL

 2,304 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *