Exministra Lizárraga: No podía decirle a Jeanine Añez, Presidenta, por favor, no se corrompa, no sean corruptos

ABI/ Roxana Lizárraga, exministra de Comunicación del gobierno de facto, indicó que se enteró de varios casos de corrupción al interior de ese régimen, pero no pudo decirle a Jeanine Añez “Presidenta, por favor, no se corrompa”. La exministra anticipó que la compra de respiradores será otro hecho de “escándalo”, reveló quiénes componían el entorno palaciego y dijo que Samuel Doria Medina fue el «padrino» que presionó para que Arturo Murillo sea designado Ministro de Gobierno.

Lizárraga, entrevistada este lunes en el programa Encontrados, conducido por Gonzalo Rivera, reveló detalles hasta ahora desconocidos sobre las disputas al interior del gabinete, quiénes decidieron la candidatura presidencial de Añez y cómo Murillo exigió otorgar publicidad a ciertos medios de difusión de su preferencia.

Además, la exautoridad de Comunicación, desde EEUU, reveló el papel de Erick Foronda, quien fue asesor de prensa de la Embajada estadounidense en Bolivia y admitió que fue ella quien firmó, junto al gabinete y a Añez, el Decreto que buscó dar impunidad a las Fuerzas Armadas y a la Policía durante las masacres de Senkata y Sacaba, ocurridas en 2019.

Consultada sobre si se enteró de otros hechos de corrupción al interior del régimen del que formó parte, dijo: “Rumores que tenía sobre algunas reuniones (…) había algunos pedidos que hacían para la campaña, por ejemplo, de Jeanine Áñez. Estaban recaudando. No sé si sería cierto o no de algunos nombres que me decía la gente conocida, que me decía: ‘Roxana, nosotros pensamos que esto iba a cambiar y no fue así’, y para mí era molesto. Yo no podía llamar a la Presidenta y decirle pues ‘Presidenta, por favor, o sea, no se corrompa, no sean corruptos’”.

Recordó que se enteró de una persona que vendía cargos en la administración pública, la cual habría sido destituida. Anticipó que el caso compra de respiradores será otro escándalo en puertas.

En la entrevista, dijo que Samuel Doria Medina fue quien impulsó que Arturo Murillo sea designado Ministro de Gobierno y fue quien propició la candidatura de Áñez a la Presidencia.

“Doria Medina fue uno de los padrinos para pedirle a la presidenta Jeanine Áñez que sea Arturo Murillo el Ministro de Gobierno”, manifestó.

Añadió que Doria Medina y Murillo lograron que Marcelo Navajas sea designado como Ministro de Salud.

Al respecto, mediante su cuenta en Twitter, Doria Medina rechazó esas acusaciones y dijo que “Lizárraga se confunde o miente”.                                 

La exministra añadió que Doria Medina, Murillo, Yerko Nuñez, Óscar Ortiz y Álvaro Coimbra, impulsaron la candidatura presidencial de Áñez. Incluso, Murillo mostró una encuesta para convencerla de la postulación.

Añadió que esas personas formaron un cerrado entorno palaciego, grupo al cual se sumó Erick Foronda, exasesor de prensa de la Embajada de Estados Unidos en Bolivia, quien restringió la llegada de los sectores a Áñez y pretendió conformar un Ministerio de Comunicación paralelo, por encargo de Murillo.

Sobre Murillo, dijo que tuvo varias disputas, como en 2019, cuando ella reclamó por cinco muertes de Senkata, pero el entonces Ministro de Gobierno se molestó e increpó a Lizárraga. Además de ello, Murillo presionó para que se otorgue publicidad a ciertos medios de difusión, extremo que fue rechazado por la entonces Ministra, según dijo ella.

ABI

 414 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *