Tremendo aguacero con vientos huracanados, asustó a los josesanos.

Desde las 2 de la madrugada de este domingo, el clima cambió intempestivamente en este misional de pueblo.

De un abrazador e intenso calor que sobrepasaba los 40°C, bruscamente comenzó a nublarse y ventear intensamente,  acompañado de tormentas eléctricas que se avizoraban en el espeso cielo chiquitano.

Con este inusual fenómeno, la temperatura comenzó a descender y con ella se vinieron grandes gotas agua que por el lapso de unas horas dejaron anegadas las calles.

En las casas particulares y oficinas públicas Aparecieron las goteras y el agua entro como Pedro en su casa.

La furia de la Madre Naturaleza y del Taita Astitupaxh, hizo acudir a algunas personas a quemar las Palmas de Domingo de Ramos y encender Velas de Semana Santa, mientras se clamaba por piedad. Esta es una creencia ancestral toda vez que los antepasados de las épocas de las Reducciones Misionales, hacían lo mismo.

Algunos árboles cedieron ante la fuerza del viento.

Seguidores de nuestro Blog, reportaron la caída de árboles y la caída de techos de viviendas como lo ocurrido en la comunidad de Cruz Blanca, donde el fenómeno natural provocó tumbó de varios árboles sobre algunas viviendas dejando daños materiales. La comunidad se encuentra a 7 Km. al Noreste de San José de Chiquitos.

Fuente: Limber Cambara Flores / cronicadigitalchiquitana.blogspot.com

 712 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *