Recomendaciones y sugerencias legislativas para ayudar a mejorar la calidad de vida de los montereños

Convencido de que los montereños necesitamos aportar con nuestro trabajo, conocimientos e ideas, para un mayor desarrollo y crecimiento de nuestro municipio para que en el menor tiempo las autoridades nos brinden soluciones, además de ayudarnos a reactivarnos económicamente, ejecutando planes, programas y realizando alianzas estratégicas que nos permitan a todos los vecinos tener mejores oportunidades de trabajo y mejor calidad de vida.

En este sentido me permito lanzar algunas recomendaciones y sugerencias legislativas para que sean analizadas, complementadas, mejoradas y tal vez sean tomadas en cuentas para lo venidero.  

Primero se debería sancionar y promulgar una Ley Autonómica Municipal, que tenga por objeto aprobar el «Plan de Reactivación Económica». Que este Plan esté constituido por programas y proyectos de inversión pública municipal y de desarrollo humano, permitiendo la generación de empleos en favor de la población gravemente afectada por la pandemia del COVID-19.

El proyecto de tener los siguientes fines: ejecutar la inversión pública a través de la construcción de obras y prestación de servicios para satisfacer demandas vecinales que tuvieron que ser postergadas por los efectos de la pandemia. Promover el desarrollo y el crecimiento económico; generar fuentes de empleo para aliviar la grave situación económica por la que atraviesa la población, promover el desarrollo humano, incentivar la inversión privada en la construcción de obras y prestación de servicios y finalmente, gestionar nuevas fuentes de ingresos por administración propia y financiamiento externo.

Los alcances del “Plan de Reactivación Económica” deben contener un conjunto de programas y proyectos de inversión con planes sectoriales debidamente identificados por las diferentes secretarías municipales y que sean priorizados en la Ley Autonómica Municipal  tales como: pavimentación,  alcantarillado, drenaje pluvial; promoción e Inversión en el Parque Agroindustrial del Norte (PAIN), alumbrado público; Terrapuerto – mercado El Alba, interconexión vial; además de ,  resiliencia urbana con ciclo vías, parque ecológico,  regeneración de la zona central y fortalecimiento institucional, entre otros.

También se debería sancionar y promulgar una “Ley Municipal de Alianzas Público – Privadas, que tenga por objeto:  regular la constitución de Alianzas Público – Privadas mediante la suscripción de contratos administrativos, convenios interinstitucionales o convenios autonómicos internacionales.

Promover la inversión privada en el diseño, construcción, equipamiento, rehabilitación, operación y mantenimiento de infraestructura; obras de interés público y bienes de dominio municipal, así como la prestación de servicios públicos.

Generar incentivos tributarios y administrativos a favor del sector privado que invierta en obras públicas y bienes de dominio municipal, así como servicios públicos y programas de beneficios para la sociedad como deporte, cultura y seguridad ciudadana, entre otros. 

La alianza público – privada debe tener como fines: fortalecer el desarrollo humano, social y de grupos vulnerables. Promover el desarrollo económico productivo, incrementar la inversión municipal en la construcción de obras y prestación de servicios públicos.

También se debe impulsar la Iniciativa Privada para participar en proyectos de inversión pública, generar bienestar a los habitantes del municipio, garantizar la inversión privada y las contraprestaciones en contrataciones administrativas, convenios interinstitucionales o instrumentos de relacionamiento internacional.

Se debe crear, desarrollar, mejorar, operar y mantener la infraestructura pública, proveer servicios públicos y/o prestar los servicios vinculados a éstos que brinda el Gobierno Autónomo Municipal de Montero.

Generar fuentes de empleos, incrementar las capacidades del sector público para satisfacer la creciente demanda de desarrollo. Impulsar la ejecución de proyectos de inversión pública con participación del sector privado, para que éste introduzca tecnología, innovación y recursos económicos para mejorar el suministro de servicios públicos. 

Finalmente se debe sancionar y promulgar una Ley Municipal de Transporte y Tránsito Urbano para normar, regular y controlar el transporte y tránsito urbano, que forman parte del sistema de movilidad urbana, en la jurisdicción del municipio de Montero, bajo criterios de calidad, equidad y seguridad.

Para la aplicación, la normad sugerida debe tener el siguiente alcance: la planificación, administración, gestión, supervisión, control y coordinación del sistema de movilidad urbana, que integra los componentes de transporte, tránsito y vialidad, en nuestro Municipio.

Se debe regular, supervisar y controlar la prestación del servicio público de transporte urbano de pasajeros, autorizado, incluyendo la asignación de rutas y recorridos; la administración de permisos municipales para el servicio privado de transporte de pasajeros y carga.

La otorgación de permisos excepcionales para la circulación vehicular, estacionamiento, parada momentánea, cierre y uso de vía pública; la circulación vehicular y el ordenamiento de tránsito urbano en la jurisdicción del municipio de Montero; con educación vial; coordinación interinstitucional, sobre todos los aspectos relacionados con el sistema de movilidad urbana; y la participación ciudadana y el control social.

También se debería sancionar y promulgar una «ley de construcción, ordenamiento, de los mercados, recuperación, traslado de los comerciantes asentados en áreas públicas de Montero”.

Esta futura norma debe tener por objeto: la construcción de mercados municipales saludables en los distritos que no cuenten con estos centros de abastecimiento. Ordenar los mercados existentes, recuperación y el traslado de los comerciantes gremialistas asentados en espacios públicos adyacentes y circundantes en los diferentes mercados de nuestro Municipio.

Con esta normativa se debe piorizar la construcción de mercados municipales saludables en aquellos distritos municipales que lo necesiten, garantizar el uso específico de los espacios públicos adyacentes y circundantes a los mercados ya existentes. Prohibición de asentamientos de comerciantes y de toda actividad comercial en los espacios públicos recuperados y en proceso de recuperación adyacente y circundante a los mercados ya existente en nuestro municipio. Garantizar las condiciones de seguridad, orden, higiene y habitabilidad, regular el flujo de transporte para disminuir la congestión vial y los niveles de contaminación ambiental y sonora, promoción y consolidación de los mercados a construir y de los nuevos mercados ya existentes.

Considero estas cuatro propuestas de suma importancia para reactivarnos económicamente y para reordenar nuestra ciudad, obviamente hay otros temas que son importante legislar y que seguramente nuestras autoridades lo harán en la presente gestión.

Víctor Hugo Callaú Baranco es abogado.

 141 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *