Cae el mayor Castillo, la “mente maestra” del atraco en Bermejo integrado por ciudadanos yacuibeños y argentinos

Según la Fiscalía y el Ministerio de Gobierno, existen chats entre el uniformado y el cabecilla de la banda “Los Botudos”. Además, según las investigaciones, hay un segundo policía implicado.

La “manzana podrida”, así calificó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, al mayor Julio Castillo Justiniano, quien hasta hace menos de un mes fungía como comandante de Frontera Policial de Bermejo, y que el martes fue presentado como la “mente maestra” del atraco a una casa de cambio en esa ciudad. Se presume que maquinó el delito junto a la banda delincuencial internacional “Los Botudos”, compuesta por argentinos y bolivianos.

Chats con otro policía involucrado y con el cabecilla de “Los Botudos” son los principales indicios que el ministro Del Castillo argumentó, al momento presentar al sindicado, que ingresó con el rostro semicubierto con gorra y barbijo, vistiendo un chaleco antibalas y escoltado por un guardia a cada lado.

“El excomandante conocía todo el movimiento y cómo funcionaba la actividad comercial en Bermejo, básicamente tenemos audios y conversaciones. (…) queremos eliminar a las manzanas podridas”, dijo.

Organigrama de “Los Botudos”

Luis Daniel Condori, alias “El Paulino” (argentino), figura como el “cabecilla” de esta banda delincuencial, que ingresó a la casa de cambio, junto a Alexander Lino (boliviano) que murió al caer de la motocicleta en la que intentaban darse a la fuga, dejando caer la mochila con cerca de 50 mil dólares robados.

Con menor rango figuraban Ernán Yamil Bejarano Alba, alias “El Hualacato” (boliviano), como chofer, Diego Andrés Ibarra Farfán, alias “El Negro” (argentino), con tareas de logística y Franco Joasil Caba Mealla, alias “El Alejo” (boliviano).

Hay otro implicado identificado como “El Ben 10”, que permanece prófugo.

Policías involucrados

Inicialmente se estableció los nexos de “Los Botudos” con el sargento primero Lindolfo Cardozo Delgado, que llegó a la jefatura de Bermejo hace unos ocho meses. Entre sus tareas se habría incluido la dotación de municiones para las armas de fuego de los antisociales.

Estos cinco sujetos fueron remitidos el fin de semana a la Carceleta Pública de Bermejo con detención preventiva.

A ellos se suma ahora el mayor Julio Castillo, presentado como “mente maestra” del atraco. La fiscal departamental, Sandra Gutiérrez, dijo que los cargos incluyen robo agravado, asociación delictuosa, incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias y concusión.

Se presume que habría estado a cargo de la logística para la dotación de municiones.

Aunque en horas de la tarde ya fue trasladado a Bermejo para su audiencia cautelar, el Ministerio Público pide su detención preventiva en Morros Blancos.

Carrera policial

De acuerdo a los datos recabados por El País, el mayor Castillo Justiniano se graduó de la Academia Nacional de Policías (Anapol) entre el 2000 y 2002, es decir que ya tendría dos décadas de servicio a la institución.

Su último cargo fue como jefe provincial de Entre Ríos, donde fue asignado desde el 5 de septiembre. Previamente estuvo a la cabeza del Comando de Bermejo desde el 12 de enero de este año.

Tuvo también alta visibilidad a la cabeza de la Guardia Municipal de Cercado, como responsable de organizar los operativos a fiestas clandestinas y cumplimiento de restricciones a eventos sociales. Esto aproximadamente entre marzo y octubre del 2021.

Con anterioridad, durante al menos seis meses después de abril de 2020, Castillo estuvo como comandante departamental de la Patrulla Caminera, a cargo de los controles en las carreteras durante la cuarentena más estricta por el Covid-19. Incluso enfrentó un cuadro grave en la primera ola.

Uno de los cargos que fungió el mayor durante el 2019, fue el de fiscal policial, es decir que tenía la tarea de investigar presuntas irregularidades por parte de otros uniformados.

Fuentes extraoficiales indicaron que durante algunos meses de 2021 estuvo en la Dirección Administrativa, cargo usualmente asignado a policías de mayor rango.

Entre otros puestos, también fue uno de los edecanes del exgobernador Mario Cossío.

En redes sociales se publicaron otras fotografías en las que Castillo aparece junto al futbolista Lionel Messi en un partido en 2018 y en un acto protocolar con el expresidente Jorge Tuto Quiroga.

Defensa

El abogado Limbert Martínez, asegura que demostrará que el mayor no tiene nexos con el crimen. Además, dijo que el Ministerio de Gobierno y la Fiscalía quebrantaron sus derechos humanos al presentarlo sin una autorización de su parte.

En Bermejo pedían el retorno del mayor Castillo

En días pasados, previo a conocerse que el mayor Julio Castillo era cómplice del atraco, a través de las redes sociales se pudo evidenciar que la población de Bermejo pedía el retorno de este funcionario policial como Comandante Policial. Una de estas voces, fue la presidenta de la Fejuve, Nataly Gálvez.

Al respecto, el ministro Eduardo Del Castillo le respondió: “Es lamentable que personas estén pidiendo el retorno de un efectivo policial involucrado en hechos delincuenciales que han generado terror” y con respecto a los cuestionamientos a la presentación del oficial, aseveró que continuarán presentando a policías que “dañan la imagen” de la institución.

*Fuente: El Gran Chaco

 334 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *